Poesía es… #16

“Se nos dice que del esfuerzo, del trabajo bien hecho, se obtiene recompensa, y es posible que sea cierto: una recompensa, un precio. Pero recompensa no es regalo. Un regalo es lo inesperado, lo no pedido, lo que ocurre porque sí, no por una regla más o menos definida de causa-efecto. Y la vida nos ofrece regalos, o si quieren una expresión de corte religioso, milagros, continuamente. Disfrutarlos con intensidad ya es una misión que puede alimentarnos de sentido y hacer nuestra vida interesante. La poesia es una escuela de atención. Un detector de milagros y regalos.

El poeta (y el lector de poesía como «poeta en silencio», que decía el poeta polaco Adam Zagajewski, que completa el poema en su lectura y se lo apropia en el sentido más radical del término) ha de ejercitarse fundamentalmente en dos técnicas: la atención a cuanto de extraordinario sucede a nuestro alrededor […] y la atención sobre la propia materia prima del poema, el lenguaje, ese procomún por excelencia, que no es de nadie y de todos, y siempre sujeto a manipulación, esa gloria y vergüenza de la poesía.”

Daniel Bellón en un artículo publicado por El correo de Las Indias que puedes leer completo en este enlace.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s