En la sala de las muñecas

“Es natural –me decía– que el hombre lea hasta la mitad de la vida, pero llega un momento, cuando la personalidad se halla formada, en que lo conviene escribir. O tener hijos. Si nos ilustramos, es para ilustrar alguna vez, para perpetuar lo aprendido.”

Lorenzo Villalonga, “Bearn o la sala de las muñecas”.

bearn

Advertisements

Para escribir un poema, intenta lo más difícil

“Óyeme lo que te voy a decir: No rehúses el peligro, pero intenta siempre lo más difícil. Hay el peligro que enfrentamos como una sustitución, hay también el peligro que intentan los enfermos, ése es el peligro que no engendra ningún nacimiento en nosotros, el peligro sin epifanía. Pero cuando el hombre, a través de sus días ha intentado lo más difícil, sabe que ha vivido en peligro, aunque su existencia haya sido silenciosa, aunque la sucesión de su oleaje haya sido manso, sabe que ese día que le ha sido asignado para su transfigurarse, verá, no los peces dentro del fluir, lunarejos en la movilidad, sino los peces en la canasta estelar de la eternidad.[…] Algunos pensarán que yo nunca dije estas palabras, que tú las has invencionado, pero cuando tú des la respuesta por el testimonio, tú y yo sabremos que sí las dije y que las diré mientras viva y que tú las seguirás diciendo después de que me haya muerto.

Sé que ésas son las palabras más hermosas que Cemí oyó en su vida, después de las que leyó en los evangelios, y que nunca oirá otras que lo pongan tan decisivamente en marcha, pero fueron tantas las cosas que recayeron en ese día sobre él … ”

Rialta a José Cemí en Paradiso, de Lezama Lima.

sonetos

Somos historias

“No somos personajes, somos historias, dijo Rebecca. Nos quedamos parados en la idea de ser un personaje empeñado en quién sabe qué aventura, aunque sea sencillísima, pero lo que tendríamos que entender es que nosotros somos toda la historia, no sólo ese personaje. Somos el bosque por donde camina, el malo que lo incordia, el barullo que hay alrededor, toda la gente que pasa, el color de las cosas, los ruidos. ¿Lo entiende?”

Mr. Gwyn, Alessandro Baricco.

Maquetaci—n 1

Muchas historias te serán contadas

00:01:40,892 –> 00:01:42,860
<b>EL GRAN HOTEL BUDAPEST</b>

00:01:55,032 –> 00:01:57,785
Es un error extremadamente común:

00:01:57,993 –> 00:02:01,463
La gente cree que la imaginación
del escritor siempre trabaja…

00:02:01,580 –> 00:02:04,584
…que inventa constantemente una
infinidad de incidentes y episodios…

00:02:06,209 –> 00:02:09,964
…que simplemente sueña
sus historias de la nada.

00:02:10,088 –> 00:02:12,762
La realidad es que sucede lo contrario.

00:02:12,883 –> 00:02:15,181
Cuando el público sabe
que eres escritor…

00:02:15,302 –> 00:02:18,055
…ellos te proporcionan
personajes y hechos.

00:02:18,180 –> 00:02:21,024
Siempre que conserves la
capacidad de observar…

00:02:21,141 –> 00:02:22,768
…y escuchar con atención…

00:02:23,310 –> 00:02:26,234
…las historias continuarán…

00:02:34,321 –> 00:02:38,076
…continuarán buscándote
a lo largo de toda tu vida.

00:02:38,533 –> 00:02:42,083
A aquel que con frecuencia ha
contado las historias de otros…

22
00:02:42,204 –> 00:02:44,127
…muchas historias se le contarán.

granbudapest

Gran Hotel Budapest, dirigida por Wes Anderson.

Un poeta pasa ante Laâbi.

(El poeta atraviesa la escena en silencio)

COMEDIANTE 1
Un poeta pasa.

COMEDIANTE 2
Pero hasta que no llega al otro barrio su poesía no adquiere importancia.

COMEDIANTE 1
El único poeta bueno, es el poeta muerto, que diría aquel.

COMEDIANTE 2
Extraña época.

COMEDIANTE 1
Época de mierda esta que le retira la palabra a los poetas.

Abdellatif Laâbi, Ejercicios de tolerancia, Escena V.

Photo20Laabi2

(la foto está tomada de tresculturas.org)